¿Endo, meso o ectomorfo?

POR EN Blog, Entrenamiento, Nutrición sin comentarios , , ,

Que venimos al mundo en diferentes formatos es un hecho innegable. Pero lo que no le queda claro a todo el mundo es que cada tipo de constitución debería hacer un entrenamiento diferente para aprovechar al máximo sus virtudes.
biotipos
Endomorfo: Altos niveles de grasa concentrados principalmente en la zona abdominal.
  • Su objetivo ha de ser perder grasa y aumentar la masa muscular.
  • Han de hacer un buen volumen de entrenamiento cardiovascular, con ejercicios como caminar, montar en bici, nadar… Cuidado con la carrera a pie si hay un sobrepeso importante.
  • Es necesario hacer también pesas, con cargas ligeras o medias y muchas repeticiones. De este modo, se crea masa muscular sin aumentar el volumen.

Ectomorfo: Musculatura escasamente desarrollada, delgadez y, a menudo, problemas posturales por descompensación muscular. 

  • Su objetivo ha de ser la ganancia de masa muscular en general, incidiendo más en zonas estratégicas (a determinar por un especialista) para reequilibrar la postura.
  • El cardio les resulta relativamente fácil, porque de modo natural tienden a ser deportistas de fondo, pero hay que aumentar la musculatura a toda costa. Hay que trabajar la musculación con incidencia en dorsales, pectorales, lumbares y abdominales.

Mesomorfo: Tipología fuerte, musculada y con tendencia a la ganancia de peso si no se hace deporte. 

  • Hay que equilibrar la cantidad de grasa corporal, mantener el tono muscular y aumentar la resistencia aeróbica.
  • Por lo general, un entrenamiento moderado de pesas combinado con aeróbico es suficiente. En cuanto se ha adquirido un nivel de forma básico, conviene hacer al menos la mitad del tiempo de cardio de alta intensidad. Es la tipología que más fácilmente logra un cuerpo equilibrado por medio del ejercicio.
Es muy breve pero nos adentra en un mundo apasionante.

Pincha en tu biotipo y descubre más información:

¿Qué opinas?