Muchas veces no podemos comer en casa, bien por motivos laborales, o simplemente por ocio. Quizás en estas situaciones sientas que no comes de forma muy saludable, sin embargo comer sano fuera de casa y cuidar la dieta es posible.

comer sano fuera de casa

Es común desayunar de camino al trabajo por falta de tiempo, comer en la cafetería de tu empresa, o salir a cenar a un restaurante. La obligación y las ganas de comer fuera de casa no tienen por qué suponer malos hábitos alimenticios. Llevar una alimentación saludable y equilibrada fuera de casa sólo es cuestión de organización y saber seleccionar los alimentos más adecuados.

Cuando decidimos ponernos a dieta o llevar un estilo de vida saludable pensamos que no es compatible con comer fuera de casa, pero ¿acaso no hay ensaladas, verduras, carnes a la parrilla, fruta… donde vas a comer?

Comer sano en un restaurante o de vacaciones

En muchas ocasiones, cuando estamos de vacaciones o salimos a comer fuera con los amigos o familia, perdemos el hábito de comer sano, por eso te damos unos consejos para que no descuides tu hábitos saludables estés donde estés.

Comienza la comida tomando algo verde

Lo ideal es elegir un primer plato que tenga verdura con lo que conseguirás sentirte saciado fácilmente. Si optas por tomar ensalada no olvides de preguntar por el aliño, para evitar salsas cargadas de grasas y azúcares, o incluso para pedirlo aparte y así tú puedes controlar la cantidad que le pones.

En el caso de que vayas a pedir un menú, intenta que el primer plato sea de base vegetal. Para hacer tus combinaciones recuerda que el menú debe estar compuesto por hidratos de carbono, proteinas, y raciones de frutas, verduras y hortalizas.

Controla las cantidades

En algunos restaurantes muchas veces los platos traen cantidades excesivas, por lo que te recomendamos que tomes lo que necesites. La clave de una dieta equilibrada y saludable no está en dejar de comer, sino en no hacerlo en exceso.

Si ves que el plato principal es grande puedes compartirlo con tus amigos o familiares. Otra opción es elegir un aperitivo como plato principal, ya que estos son de un tamaño menor. En el caso de elegir un segundo plato opta por carnes magras (pavo, conejo, pollo…) y pescados.

Acostúmbrate a pedir los alimentos a la plancha, a la parrilla o asados, porque los fritos o rebozados son grasas poco saludables y engordan mucho. Del mismo modo, intenta que la guarnición sea de verduras o al menos que no sea frita.

Nada de comida rápida

Si quieres comer sano cualquier tipo de comida rápida queda descartada. Este tipo de comida suele estar vacía de cualquier nutriente en absoluto.

Además, evita los restaurantes buffet porque tientan a comer más y pierdes el control de la calidad y cantidad de lo que comes.

Cuidado con el postre 

Aunque hayas comido bien, y estés saciado, para el postre siempre hay hueco, ¿a qué si?

Si te apetece tomar postre no tienes porque renunciar a él. La mejor opción es fruta fresca, un sorbete, una infusión.. y evitar en la medida de lo posible las tartas, pasteles o helados, y si no puedes evitar caer en la tentación puedes optar por compartirlo.

No pasa nada porque un día te comas un helado, un trozo de tarta…, eso no significa que te vayas a levantar pesando 3 kilos de más. No te obsesiones, porque lo importante es lo que haces durante todo el año, y no solo en un día puntual.

fruta comer sano

Comer sano en el trabajo

Otra de las razones que pueden llevarte a comer fuera de casa es por motivos laborales. Aún estando en la oficina puedes comer sano, y por lo tanto, mantener una alimentación saludable y equilibrada.

El tupper está de moda

La falta de tiempo, los horarios, el ahorro, o la variedad de los restaurantes son algunas de las razones que te obligan a llevarte un tupper al trabajo.

En este caso, si por comodidad optas por un plato único intenta incluir vegetales, proteínas y grasas saludables. Si eres una persona activa deberías añadir a tu plato una fuente de hidratos de carbono de calidad.

Para beber siempre lo más aconsejable es el agua. Y de postre fruta, al igual que te hemos comentado anteriormente.

Si decides llevarte preparado un sandwich o pasta elige los productos que posean más fibra, porque sacian más que las versiones refinadas.

En momentos concretos que sepas que no vas a poder prepararte la comida o que vas a estar muy ajetreado y no vas a tener tiempo suficiente para comer bien puedes llevar contigo un sustitutivo de comida para salir del paso. Pero te recordamos que esto solo lo debes hacer un día puntual, y no para basar tu alimentación en ellos. En este caso te recomendamos nuestras barritas energéticas (Grenade, Warrior Crunch, Yippie…), o nuestras galletas naturales como las Lenny and Larry´s The Complete Cookie (chocolate, doble chocolate, limón…).

Puedes tomarlo a cualquier hora del día, en la comida, en la cena, o incluso como snack saludable.

snacks saludables

Comer en la cafetería del trabajo 

Si por el contrario, decides comer en la cafetería de la empresa o en un restaurante que esté cerca del trabajo no comas lo primero que pilles. Recuerdas los consejos que te hemos dado antes para comer sano en un restaurante.

Comida a domicilio

Si no tienes tiempo de prepararte comida, estas harto de salir siempre a comer al mismo bar, o no te gusta cocinar, y deseas poder disfrutar de comida casera y saludable otra opción es pedir comida a domicilio. 

En este caso te recomendamos Menú Sport, te preparan platos para mantenerte en forma y suministrar los nutrientes necesarios para un funcionamiento óptimo tanto en tu día a día, como en tus entrenamientos.

¡No tendrás excusa para comer sano en el trabajo, en la playa, o de vacaciones!

¿Quieres enterarte el primero de todas las novedades? Cada miércoles enviamos un email a todos los suscriptores con contenido exclusivo sobre nutrición, deporte, sorteos, talleres… ¿Te animas?

Tu nombre

Tu correo electrónico