Hoy le damos la bienvenida a la primavera. Un acontecimiento positivo para muchos, pero para otros el aumento de la intensidad de la luz y de la temperatura conlleva una cierta alteración en el estado de ánimo y una reducción de la energía física. Es lo que se conoce como astenia primaveral. A continuación te contamos qué puedes hacer… una pista, ¡ya puedes ir calzándote las zapatillas!

ASTENIA PRIMAVERAL

Como dice el refrán, “la primavera la sangre altera”. Dejamos atrás el invierno, estación de escasa actividad muscular, con falta de sol, y de algún que otro exceso en la alimentación. El resultado: un cuerpo intoxicado y bajo de defensas.

Cuando llega la primavera, los días se alargan, hace más calor, se cambia la hora y, en definitiva, cambias tu rutina. Tu cuerpo necesita adaptarse a todos estos cambios. Todo requiere un esfuerzo extra, una dosis de energía que probablemente no tengas.

¿Qué es la astenia primaveral?

El término astenia se utiliza para hacer referencia a estados de fatiga generalizada, tanto a nivel físico como psicológico. Este trastorno, que surge con la llegada del buen tiempo, se caracteriza por un profundo cansancio, agotamiento, y falta de energía para realizar la actividad habitual.

La astenia primaveral no es ninguna enfermedad, sino un trastorno adaptativo cuyas molestias, en la mayoría de los casos, son leves o moderadas y suelen desaparecer al cabo de unos días.

Lo que popularmente llamamos “bajón” es una respuesta al esfuerzo que nuestro cuerpo tiene que hacer para adaptarse en estas fechas a un aumento de las horas de luz solar, a los cambios bruscos de temperatura, de humedad, de presión atmosférica… Entre sus síntomas más comunes destacamos:

  • Cansancio
  • Falta de energía
  • Cambios de humor
  • Dolor de cabeza
  • Trastornos del sueño
  • Problemas de concentración

3 pasos para superar el cansancio, recuperar tu energía y salir de la apatía

PRIMER PASO: COMER SALUDABLEMENTE

Para combatir el cansancio y un bajo estado vital, una dieta equilibrada y variada es fundamental para que tus defensas estén al 100%. También es importante mantenerte hidratado, por eso es recomendable beber al menos 1,5 l. de agua al día.

La llegada de la primavera es un momento ideal para empezar a comer bien de verdad. Las frutas (fresas, albaricoques, manzanas, peras, plátanos y aguacates) y verduras (espárragos, escarola, espinacas, setas) de temporada te llenarán de vitaminas y minerales ideales para adaptarte a la temperaturas más altas.

Del mismo modo, también es conveniente evitar ciertos alimentos como la bollería industrial, el café y las bebidas excitantes y alcohólicas. Ya que no harán otra cosa que agravar tus síntomas.

  • Algunos de lo alimentos más recomendados para combatir la astenia primaveral son:

· JALEA REAL: es revitalizante y estimula el sistema nervioso. Es tu gran aliada a la hora de reforzar el sistema inmunitario, gracias a su contenido en vitaminas C, E y D, minerales como hierro, fósforo y calcio, y por último ácidos grasos y aminoácidos.

· GINSENG: incrementa la vitalidad, la actividad mental y fortalece el estado físico.

· POLEN: es un gran aliado frente a la astenia primaveral gracias a sus propiedades vigorizantes, energéticas y su aporte de vitaminas.

· AVENA: Es uno de los cereales más completos ya que contiene proteínas, grasas insaturadas, carbohidratos, minerales y fibra. Además es una fuente de de vitaminas B6 y B5, que ayudan a controlar los cambios de humor y la fatiga. Una ración en el desayuno te ayudará a evitar los bajones de energía.

· FRESAS: en primavera encontrarás las mejores variedades, ya que es su temporada. Son ricas en vitamina C, ácido fólico, hierro y antioxidantes. Esto te ayudará a sentirte con más energía.

· ALBARICOQUES: tienen propiedades antioxidantes, vitaminas A,B,C y K, además de hierro, calcio y fósforo.

· PLÁTANO: aporta potasio, fibra y minerales. Además es rico en triptófano, aminoácido esencial que promueve la liberación de serotonina.

· FRUTOS SECOS: son pura energía en formato de bolsillo. Su alto contenido en magnesio tiene efecto antiestrés, y además te ayudará a reducir la ansiedad y a mejorar la calidad del sueño.

·CÍTRICOS (limones, pomelo, naranjas…): poseen altos contenidos de vitamina C. Consumir por lo menos una pieza al día te hará sentirte mejor y con más energía.

· VERDURAS DE HOJA VERDE (espinacas, rúcula, canónigos…): te aportarán grandes cantidades de ácido fólico, lo que contribuirá a mejorar tu estado de ánimo.

LEVADURA DE CERVEZA: contiene una gran cantidad de proteínas, vitamina B y minerales vigorizantes que combaten el estrés, el cansancio, y la fatiga crónica.

· PESCADOS AZULES: aportan ácidos grasos y omega 3. El marisco es rico en zinc, un mineral que agiliza la comunicación de las neuronas entre sí. Además, el alto contenido de estos alimentos en grasas saludables, fósforo y vitamina D estimula la función cognitiva.

SEGUNDO PASO: PRACTICAR DEPORTE

El deporte no solo sirve para bajar de peso, y fortalecer el corazón, también el cerebro sale ganando. No te dejes vencer por la apatía y procura mantenerte activo. Aunque parezca contradictorio y no tengas ánimo para moverte, ¡hacer deporte te da más energía! El ejercicio te ayuda a liberar endorfinas que te harán sentir más activo y alegre.

Mantener una vida activa te revitaliza, porque no sólo multiplica la energía, activando la circulación sanguínea y segregando endorfinas, que aumentan el bienestar y la vitalidad, sino que ayuda a la eliminación de toxinas. Actividades como nadar, bailar, montar en bicicleta o hacer yoga son remedios al alcance de todos para mantener a tu cuerpo en un buen tono vital.

astenia primaveral descansar

TERCER PASO: AUMENTAR LAS HORAS DE SUEÑO

El mejor remedio contra la fatiga es el descanso. Para combatir el cansancio que provoca la astenia primaveral es muy importante dormir bien.

No es ningún descubrimiento que si descansas bien te levantas mejor. Se deben seguir unos horarios fijos para que el organismo recupere el equilibrio. Dormir de 7 a 8 horas diarias ayuda al organismo a adaptarse mejor al cambio. La melatonina y el triptófano pueden ayudarte a conciliar el sueño y conseguir que tu descanso sea de calidad.

RESUMEN: Ten en cuenta todos estos trucos y sugerencias que te hemos dado y no dejes que la astenia primaveral te afecte en tu día a día.

¿Quieres enterarte el primero de todas las novedades? Cada miércoles enviamos un email a todos los suscriptores con contenido exclusivo sobre nutrición, deporte, sorteos, talleres… ¿Te animas?

Tu nombre

Tu correo electrónico